Prestamos entre particulares

Prestamistas privados y prestamos no bancarios

Los préstamos entre particulares son una buena alternativa a los créditos bancarios. Es una buena opción delante de las pocas opciones de financiación ofrecidas por los bancos en la actualidad. Los préstamos entre particulares están permitidos por ley. Entre dos personas físicas o jurídicas.

Durante los últimos años en los países desarrollados han aparecido empresas que, como alternativa a la banca tradicional, ponen en contacto a personas que necesitan dinero con otras que quieren obtener rentabilidad por su dinero.

Una de las ventajas que presentan los préstamos de este tipo son la inmediatez y la flexibilidad que ofrecen.

A favor de los préstamos entre particulares hay que no existen las garantías desproporcionadas exigidas por las entidades financieras.

En contra prestación las garantías deben estar siempre sin cargas de ningún tipo. No deben tener  hipotecas o embargos de cualquier organismo ni de terceras personas, en algunos casos si tuvieran cargas nunca puede superar el 10 % del valor actual del mercado del aval que se presente

Normalmente las garantías que se suelen obtener como aval son propiedades inmobiliarias, vehículos, naves, terrenos etc….

Para documentar y registrar el préstamo se acude a un notario, En la notaria se especifica las partes implicadas, la cantidad prestada, las cuotas de devolución, el plazo de devolución, el interés (si hay), las cláusulas por impago y otros aspectos que se quieran regularizar.

También tenga en cuenta que todo tipo de préstamo hipotecario debe ir acompañado de una tasación homologada por el banco de España y solo pueden realizarlas las empresas inscritas, sin esta tasación cualquier tipo de hipoteca no se podría  registrar en el registro de la propiedad

Les recomiendo que cuando vaya a realizar un préstamo de este tipo acudan a empresas que estén registradas por el ministerio de consumo y sanidad.

Analista en Créditos Online