¿Que valorar en un préstamo?

¿A que esta pregunta os la hacéis con frecuencia cuando estáis pensando en obtener financiación? ¿Escojo este préstamo o el de la otra financiera, sin aval o con aval, importe pequeño o importe grande?….

 Las dudas son algo que siempre va unida a la condición humana y por supuesto a la hora de tramitar y firmar un préstamo rápido también aparecen.

 A continuación desde Grupo Avanza vamos a dar nuestra humilde opinión acerca de las cosas que los clientes tendrían que valorar en la elección de su préstamo. Porque no todo es coste, precio….hay mucho más.

 ❶Utilidad del préstamo en base a nuestra situación financiera: ¿El préstamo que obtenemos es una ayuda o va a ser un problema? Esto es lo primero que tienes que saber, que además es simplemente aplicar el sentido común.

 Tu como cliente tienes que saber si este préstamo te ayudar según la situación en la que te encuentres.

 Por ejemplo, si estas en asnef es muy posible el préstamo con asnef te sea de utilidad pero siempre y cuando con ese dinero consigas cancelar dichas deudas.

 Si obtienes la financiación con el objetivo precisamente de salir del asnef y luego haces un mal uso del dinero por muy buena intención que tuvieras al principio en la tramitación al final habría sido un error la misma.

 Nosotros para que te hagas una idea es lo que más valoramos en todos los préstamos por encima de otras cosas como el coste…

 Es por eso que decimos que incluso los préstamos que son considerados como algunos como préstamos caros pueden ser de utilidad si se usan correctamente.

 En ese sentido el mejor ejemplo lo tenemos con los microprestamos, esta forma de financiación suele tener un coste muy superior al de cualquier otro préstamo pero por el contrario ayuda a obtener dinero en menos de 1 hora, ideal para cubrir imprevistos.

 Todo préstamo tiene ventajas e inconvenientes, no puedes pretender tramitar el préstamo perfecto pues para empezar no existe.

 ❷¿Necesitas dinero rápido? Esta sería nuestra segunda variable, el factor tiempo.

 Hay clientes que pueden necesitar dinero urgente y por tanto hay prestamos que podrá tramitar y otros en cambio que por lentitud en la tramitación tendrán que dejarse  a un lado.

 Es importante como cliente tener claro el tiempo que necesitas para obtener la financiación pues si no luego surgen los problemas.

 Por desgracia esto es algo que hemos visto en solicitudes de clientes que querían por ejemplo cancelar una subasta.

 Nos hemos encontrado con operaciones 100% viables que se podrían haber solventado si el cliente hubiera hecho con antelación la solicitud…..

 ❸Precio/ coste del préstamo: Es de todas nuestra última variable y por raro que parezca la primera casi siempre de los clientes.

 Luego claro, te encuentras con clientes que llevan meses buscando la financiación perfecta para ellos sabiendo incluso después de atenderles que dentro de 2 meses seguirán igual.

 El precio/coste solo es un factor a tener en cuenta por aquellos clientes que pueden tramitar préstamos tanto por banco como por financiera privada y no tienen prisa.

 Si por banco estas rechazado por alguna razón o bien necesitas rapidez el factor coste no puede ser el prioritario para ti pues casi con total seguridad al final no acabaras firmando ningún préstamo.

 Los préstamos de capital privado que son los que suelen tramitarse en estas situaciones son más caros que los préstamos bancarios, de ahí que nos encontremos con situaciones de este tipo.

Créditos online y Préstamos online

 

Las nuevas tecnologías en el estudio de operaciones

Las nuevas tecnologías en el estudio de operaciones de financiación permite hoy día que incluso con mínima documentación se pueda saber multitud de información sobre el cliente que realiza la solicitud de préstamo.

De hecho, solo con el DNI se puede saber prácticamente casi toda la información que una financiera necesita para determinar el riesgo de crédito que tiene la operación.

No se requiere mucho más por parte de muchas financieras. No obstante, si es cierto que el algunos casos suelen exigir más documentación a modo de hacer una serie de comprobaciones mínimas.

No solo esto, la rapidez en las tramitaciones es algo que podemos destacar si lo comparamos con 10 años atrás en donde la gestión de un préstamo solía durar mínimo varios días, incluso las operaciones más pequeñas de crédito tardaban días.

Ahora en cambio, en las operacio0nes pequeñas se suele tardar unos 30 minutos en realizar el estudio de la operación y para importes medios o grandes se suele tardar un par de días.

También es cierto que depende mucho del tipo de operación que se este tramitando y el cliente que realice la operación. En algunos casos se dispone de toda la documentación y datos necesarios por parte del cliente de manera rápida, en otros casos se tarda más.

El hecho de que casi toda la gestión este automatizada ayuda mucho en toda esta gestión ya que los recursos humanos son menores y se trabaja de manera más eficiente.

De hecho, hay financieras online en la que el cliente realiza la solicitud online, sube la documentación necesaria para estudiar la operación de financiación en el mismo formulario de contacto y posteriormente el sistema realza todo el análisis de la operación de crédito. Casi todas las empresas dedicadas a la concesión de préstamos online rápido funcionan de esta manera, y no hay más que ver el éxito que tienen para comprobar la eficacia que tiene este sistema que para el cliente es máxima, entre otras, por la rapidez con la que se gestiona todo.

Analista en Creditos Online

Sistema de amortización Frances

El cuadro de amortización en los préstamos

Durante varios artículos hemos explicado muchos conceptos sobre préstamos, como los tipos que existen, documentación necesaria, etc….

Hoy vamos a explicar un concepto económico que afecta a mucha gente, y es el sistema de amortización francés, que es el sistema que se usa en las hipotecas.

Si ha observado un cuadro de amortización, verá como destaca que en los primeros años de la hipoteca se pagan mucho más intereses que capital, y al final del préstamo es precisamente al revés, los intereses pagados son muy bajos y casi todo lo que se paga es capital.

Esto no es ningún capricho de las entidades bancarias o financieras, si no que responde a la consecuencia lógica de tener cuotas constantes, y se denomina sistema de amortización francés.

Para calcular la cuota mensual de un préstamo y la relación entre amortización e intereses de cada cuota necesitamos conocer: el capital prestado, el tipo de interés aplicado y el tiempo de vida del préstamo. Pero, en el sistema francés, queremos que todas las cuotas sean iguales, desde la primera hasta la última , y aquí está la clave, que cada mes hay que pagarle al banco o entidad financiera los intereses por el préstamo que queda por amortizar. Por tanto, como al principio de la vida del préstamo tenemos mucho capital por devolver, los intereses son más altos que cuando avanza el tiempo. Y como queremos que la cuota sea constante, pues al principio no podemos amortizar tanto capital, puesto que tenemos que pagar los intereses obligatoriamente.

Si durante toda la vida del préstamo el tipo de interés no varía, pagaremos por tanto siempre la misma cuota. Cuando el préstamo es de interés variable, la cuota se ajustará al nuevo tipo de interés, aumentando la cuota si sube el interés y bajando la cuota si el interés baja.

Por poner un ejemplo, si tenemos un préstamo de 10.000 euros a 10 años con un tipo de interés del 10%, las cuotas mensuales serían de 132,15 euros. El primer pago correspondería a 83,33 de intereses y el resto, 48,82 a amortización, sin embargo en la última cuota los intereses serían de 1,09 y el resto, 131,06 de capital.

La forma de calcularlo es fácil. Al ser un interés anual, el 10% de 10.000 euros son 1000€, que al dividirlo entre las cuotas anuales, es decir 12, nos da un importe de interés mensual  de 83,33 euros. Por lo tanto en la primera cuota pagaremos ese interés, quedando el resto de la cuota como capital. En cambio en la última cuota nos queda por amortizar 131,06 que al 10% anual arroja un interés anual de 13,11 y mensual de 1,09 euros.

Este sistema de cuota fija, se hace así debido a que si quitamos la restricción de la cuota fija, al ser un requisito imprescindible pagar siempre los intereses que queden pendientes nos daría una cuota inicial muy alta, en nuestro caso expuesto serían de 166,67 euros y una última de tan solo 84,43 euros. Justo lo contrario de lo que quiere la gente, cuotas altas al principio y bajas al final de la vida del préstamo. 

Analista en Créditos Online